Hemograma Completo: ¿Qué es y para qué sirve?

El hemograma o análisis de sangre, es una prueba médica de gran importancia para conocer el funcionamiento sanguíneo de nuestro sistema. Es un examen que nos muestra datos , valores y formas de las diferentes células sanguíneas que hay en el cuerpo.

Podemos cuantificar y evaluar el tamaño y comportamiento de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Los que tienen una gran importancia e impacto en el desarrollo de nuestro sistema inmunológico y por ende, en el desarrollo de nuestra salud.

¿Para qué nos sirve?

El análisis puede ser recomendado por un médico, o puede hacerse anualmente como algo rutinario, esto ayudará a estar al tanto del funcionamiento del sistema sanguíneo y así, poder detectar o evitar, que se desarrollen diferentes tipos de enfermedades.

¿Qué encontramos?

Este es un análisis completo, en él podemos conocer la manera en la que están funcionando todas las enzimas y células sanguíneas, las cuales describen nuestra salud. Se engloban en tres importantes valores que debemos conocer: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

  • Glóbulos rojos: Conocidos también como hematíes, se encargan de llevar el oxígeno desde los pulmones a todo el sistema sanguíneo. Un recuento de estos glóbulos, nos puede decir la cantidad de hemoglobina que tenemos en la sangre, la cual se encarga de dar el oxígeno que necesitan. Además, podemos saber si sufrimos anemia, la cual es causada por una falta de glóbulos rojos.
  • Glóbulos blancos: Existen varios tipos de glóbulos blancos, se dedican especialmente a evitar infecciones y alergias. Estas se presentan en menor cantidad que los glóbulos rojos. Una disminución de estos glóbulos, puede bajar las defensas del cuerpo, con lo cual, estaríamos más expuestos a diferentes infecciones y bacterias.
  • Plaquetas: Son uno de los tipos de glóbulos blancos, conocidos como trombocitos. Su papel en el sistema sanguíneo es muy importante, se encargan de coagular la sangre adecuadamente, esto con el fin de evitar hemorragias. Las plaquetas se agrupan cuando el cuerpo sufre una herida o un brote de sangre, esto crea un bloqueo para que la sangre deje de salir y se coagule. La elevación de plaquetas podría ser una alerta, un aumento repentino podría indicarnos síntomas de una enfermedad tan fuerte como el cáncer.

Como ya se ha indicado, un hemograma es útil para conocer cuál es el valor de las células sanguíneas, motivo por el cual es indicado como un requerimiento por los médicos cuando se intenta revisar o conocer el estado de salud en términos generales de una persona.

Con la información que se obtiene de un conteo sanguíneo, se puede establecer o diagnosticar enfermedades, identificar cuál ha sido el efecto de un tratamiento, los efectos secundarios del mismo, entre otras variables.

Un ejemplo claro de lo anterior, consiste en pensar que en la cantidad de glóbulos rojos que se pueda dar a conocer a través de un hemograma, un profesional de la salud está en condiciones de saber si alguien tiene un cuadro de anemia cuando los glóbulos rojos están distribuidos en una cantidad baja. Otra alternativa corresponde en observar que la cantidad de glóbulos blancos no es la ideal, razón por la que la persona es más propensa a verse contagiada por infecciones y enfermedades en general.