La importancia en la toma de muestras para Urocultivos

La contaminación es algunas veces inevitable y sigue siendo un problema en el diagnóstico de la infección urinaria.

La contaminación es probable si solamente un pequeño número de bacterias o varias especies bacterianas crecen en los cultivos de orina. Los lactobacilos, especies de corinebacterias, Gardnerella vaginalis, y estreptococos alfa-hemolíticos son considerados contaminantes uretral y vaginal.

Las infecciones polimicrobianas verdadera son raras, excepto en pacientes con vejiga neurogénica o fístula urinaria, y en pacientes con infección urinaria complicada por cálculos urinarios, abscesos renales crónicas o catéteres vesical permanente de larga duración.

El aislamiento de más de un microorganismo a partir de una sola muestra de orina siempre se deben interpretar con precaución y teniendo en cuenta:

  1. si un microorganismo es predominante,
  2. que tipo de muestra fue examinado (cateterización permanente vs muestra obtenida por chorro medio),
  3. si están presentes características que sugieren infección verdadera (presencia de leucocitos) o contaminación (presencia de células epiteliales vaginales), y
  4. si los signos, síntomas y la historia clínica indican la presencia de infección del tracto urinario.