¿Por qué hacer el análisis?

Para contribuir al diagnóstico de la artritis reumatoide (AR) y para diferenciarla de otras formas de artritis; en algunas ocasiones para evaluar el pronóstico de una persona con AR.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando el médico sospecha una AR en una persona con inflamación de las articulaciones, con síntomas que sugieren pero que no cumplen con los criterios de AR.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

Los anticuerpos antipéptido citrulinado cíclico (anti-CCP) son autoanticuerpos producidos por el sistema inmune que van dirigidos contra el péptido citrulinado cíclico (CCP). El organismo produce normalmente citrulina como parte del metabolismo del aminoácido arginina. No obstante, en algunas proteínas, la conversión de arginina a citrulina conlleva la formación de compuestos que forman un anillo conocido como péptido citrulinado cíclico. Esta alteración así como la producción de anticuerpos antipéptido citrulinado cíclico pueden observarse en personas con artritis reumatoide (AR). Existen teorías que apoyan que la conversión de arginina a citrulina puede jugar un papel importante en los procesos inflamatorios autoinmunes que se observan en las articulaciones de las personas con artritis reumatoide. La prueba anti-CCP detecta y mide los niveles de anticuerpos antipéptido citrulinado cíclico en sangre, y es de ayuda para el diagnóstico de AR.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune sistémica crónica que causa inflamación, dolor, rigidez y cambios destructivos en articulaciones del organismo, especialmente en manos y pies. Puede afectar a cualquier persona y a cualquier edad aunque es más frecuente entre los 40 y 60 años, dándose el 75% de los casos en mujeres. La evolución de la AR y su pronóstico son variables. Puede desarrollarse y progresar rápidamente o bien lentamente. En algunas personas llega incluso a remitir y/o desaparecer. En caso de no tratarse, la AR puede acortar la esperanza de vida del individuo afectado; además puede ser una enfermedad incapacitante.

Existen diversos tratamientos para minimizar las complicaciones derivadas de la AR, pero su eficacia depende de un diagnóstico exacto y del inicio del tratamiento antes de que se produzca un daño articular significativo. El factor reumatoide (FR) es la prueba que primero se usó para detectar AR y poderla distinguir así de otras formas de artritis y de otros procesos inflamatorios. Sin embargo, la especificidad y la sensibilidad del FR dejan mucho que desear. Puede ser negativo en personas con signos clínicos de AR y positivo en personas que no los tienen. Diversos estudios han demostrado que la prueba anti-CCP posee una especificidad y una sensibilidad como mínimo iguales (o mejores) que las del FR, siendo más probable que esté aumentada en la AR ya desde fases iniciales.

Desde el año 2010, la Rheumatoid Arthritis Classification del American College of Rheumatology considera las pruebas anti-CCP y FR como criterios para poder diagnosticar la artritis reumatoide. Según el American College of Rheumatology, pueden detectarse anti-CCP en cerca de un 50-60% de personas con formas iniciales de AR, a partir de los 3-6 meses del inicio de los síntomas. La detección y diagnóstico precoz de la AR permite iniciar un tratamiento agresivo, minimizando así las complicaciones asociadas y el daño tisular.

¿Cómo se utiliza?

 

La prueba de los anticuerpos antipéptido citrulinado cíclico (anti-CCP) puede solicitarse conjuntamente o después del factor reumatoide (FR) para ayudar a diagnosticar una artritis reumatoide (AR) y para establecer la severidad y evolución de la enfermedad. Anti-CCP también puede solicitarse para conocer la probabilidad de desarrollo de una AR en personas con formas de artritis indiferenciada, es decir, aquellas personas cuyos síntomas sugieren AR pero no cumplen los criterios diagnósticos del American College of Rheumatology. Se estima que aproximadamente un 95% de las personas que presentan anti-CCP positivos desarrollará AR en el future.

¿Cuándo se solicita?

 

Los anticuerpos antipéptido citrulinado cíclico (anti-CCP) se solicitan juntamente con factor reumatoide (FR) en personas con signos y síntomas sugerentes de artritis inflamatoria. Puede solicitarse después de obtener un resultado negativo de FR y cuando la sospecha médica de artritis reumatoide (AR) sigue siendo elevada. La AR suele afectar a múltiples articulaciones y de manera simétrica. Entre los signos y síntomas se incluyen:

  • Dolor, sensación de calor, hinchazón de articulaciones de manos y muñecas (más frecuentemente)
  • Dolor a veces en codos, cuello, hombros, caderas, rodillas y/o pies
  • Rigidez matutina de las articulacions afectadas, que mejora a lo largo del día
  • Cansancio
  • Fiebre
  • Aparición de nódulos o bultos por debajo de la piel, especialmente en los codos
  • Malestar general
¿Qué significa el resultado?

 

Cuando una persona tiene resultados positivos de anticuerpos antipéptido citrulinado cíclico (anti-CCP) y de factor reumatoide (FR), es muy probable que tenga artritis reumatoide (AR) y que desarrolle una forma severa de la enfermedad. En el caso de que un individuo con clínica sugerente de AR tenga un resultado positivo de anti-CCP pero con un FR negativo, o si los niveles tanto de anti-CCP como de FR son bajos, es probable que presente una AR en fases iniciales de la enfermedad o que la desarrolle en un futuro.

Puede ser que una persona tenga anti-CCP negativos con FR positivo; en este caso, los signos y síntomas clínicos serán cruciales para determinar si el individuo tiene AR o cualquier otro trastorno inflamatorio. En el caso de que tanto anti-CCP como FR sean negativos, es menos probable que exista una AR. Cabe destacar sin embargo que el diagnóstico de la AR es eminentemente clínico y que puede realizarse en ausencia de autoanticuerpos positivos.

¿Qué otras pruebas se solicitan en la evaluación de la artritis reumatoide?

 

Para detectar inflamación es posible que el médico solicite proteína c reactiva (PCR) o velocidad de sedimentación globular (VSG). También se suele solicitar un hemograma para evaluar el estado de las células de la sangre y si existe anemia, a menudo asociada a la AR. En algunos casos se solicita un estudio de líquido sinovial. También es posible que se soliciten anticuerpos antinuclares (ANA). Un resultado negativo para ANA excluye normalmente como causa de los síntomas al lupus y otras enfermedades sistémicas; los ANA pueden ser positivos hasta en un 30% de personas con artritis reumatoide.

El Laboratorio Güemes realiza el análisis de Anticuerpos Antipéptidos Citrulinados Cíclico (CCP) y tambien otros análisis para detectar artritis reumatoidea.

Fuente: www.labtestsonline.es