Norovirus es un virus ARN que pertenece a la familia Caliciviridae causante de gastroenteritis esporádica y epidémica en todo el mundo. Es altamente contagioso y el mecanismo de contagio más frecuente es de persona a persona, ya sea directamente vía fecal-oral, por aerosolización del vómito o por exposición indirecta a través de fómites o superficies contaminadas.

La transmisión por alimentos también es común y los alimentos a menudo implicados en brotes de norovirus incluyen verduras de hoja verde, frutas frescas (como las frambuesas) y mariscos (como las ostras) pero, cualquier alimento que se sirve crudo o manipulado después de cocinarse puede contaminarse. La transmisión por agua también es posible, particularmente cuando el agua potable o recreativa no está clorada.

La infección por Norovirus ocurre, con mayor frecuencia, en ambientes cerrados y con mucha gente, tales como hospitales, geriátricos, guarderías, escuelas, cruceros, etc.

Síntomas
Los signos y síntomas de la infección por norovirus comprenden los siguientes:
• Náuseas
• Vómitos
• Dolor abdominal o cólicos
• Diarrea líquida o blanda
• Malestar general
• Poca fiebre
• Dolor muscular

La infección por norovirus puede causar la aparición repentina de cuadros graves de vómitos y diarrea. Los signos y síntomas suelen aparecer entre 12 y 48 horas después de la exposición inicial al virus y duran de uno a tres días.

La infectividad del virus más allá del período sintomático no está bien establecida. Está presente en las heces y también puede estar presente en el vómito. La eliminación viral máxima ocurre de 2 a 5 días después de la infección y se ha detectado ARN viral en muestras de heces hasta 4 a 8 semanas en individuos sanos.

Algunas personas que padecen infección por norovirus pueden no manifestar signos ni síntomas y sin embargo, aun así pueden contagiar el virus a otras personas.

Cuándo consultar al médico
Hay que buscar atención médica si la diarrea no se detiene en el plazo de un par de días o si la persona afectada presenta vómitos intensos, heces con sangre, dolor abdominal o deshidratación.

Factores de riesgo
Los factores de riesgos para infectarse con un Norovirus son:
• Comer en un lugar donde la comida se maneja con procedimientos insalubres
• Asistir al preescolar o a un centro de cuidado infantil
• Vivir en espacios cerrados, como geriátricos.
• Alojarse en hoteles, centros turísticos, cruceros u otros destinos con muchas personas en espacios cerrados
• Tener contacto con alguien que tiene la infección por norovirus

Complicaciones
En la mayoría de los casos, la infección por norovirus desaparece en pocos días y no es potencialmente mortal. No obstante, en el caso de algunas personas, en especial, los niños y los adultos mayores con un sistema inmunitario deprimido que se encuentran en hospitales o asilos de ancianos la infección por Norovirus puede causar una deshidratación grave, desnutrición e incluso la muerte.

Prevención
Para ayudar a prevenir su propagación se debe:
• Lavarse bien las manos, especialmente después de ir al baño o cambiar pañales.
• Evitar los alimentos y el agua contaminados, entre ellos, los alimentos que preparó alguien que está enfermo.
• Lavar las frutas y los vegetales antes de comerlos.
• Cocinar bien los mariscos.
• Desechar el vómito y la materia fecal con cuidado, para evitar la propagación aérea del Norovirus.
• Desinfectar las zonas contaminadas con el virus con agua lavandina. Usar guantes.
• Permanecer en la casa sin ir a trabajar, especialmente si el trabajo involucra la manipulación de alimentos. Los niños deben permanecer en la casa y no ir a la escuela o a la guardería.
• Evitar viajar hasta que los signos y síntomas hayan desaparecido.

Brotes de Norovirus recientes en Argentina y en nuestra región
En septiembre del corriente año hubo un brote de gastroenteritis por Norovirus en la ciudad de Bariloche que afectó a 1400 personas, en su mayoría estudiantes que visitaron la ciudad en contexto de viaje de egresados. Hacia fines del mismo mes, se registró un brote de Norovirus en la localidad de Maciel de la Provincia de Santa Fe (los casos reportados fueron 400) y otro brote en la localidad de Luján de la provincia de San Luis.

En todos los casos el diagnóstico se confirmó mediante muestras enviadas al Laboratorio Nacional de Referencia “Dr. Carlos Malbrán” de la ciudad de Buenos Aires.

Diagnóstico
En general, el diagnóstico se realiza sobre la base de los síntomas presentados por el paciente.

El diagnóstico específico de Norovirus se puede realizar con un estudio de heces de la persona afectada en los dos o tres primeros días desde el inicio de los síntomas, aunque a veces es posible encontrar presencia del virus incluso durante 2-3 semanas después de la recuperación.

La técnica más utilizada es la reacción en cadera de la polimerasa con transcriptasa inversa en tiempo real (RT-PCR). También se puede utilizar para analizar vómitos y muestras ambientales.
Otros métodos de diagnóstico son diversos tipos de enzimoinmunoensayos y ensayos inmunocromatográficos, aunque se utilizan fundamentalmente en casos de brotes porque su sensibilidad para el diagnóstico de casos individuales es baja.
En cualquier caso, en la mayoría de los pacientes con gastroenteritis aguda no es necesario el diagnóstico etiológico para el manejo del caso particular. La importancia de estas pruebas está sobre todo en su uso para estudios epidemiológicos.

Tratamiento:
Para el tratamiento no existe un medicamento antiviral específico ni son de utilidad los antibióticos. Lo principal es rehidratarse bebiendo abundante líquido y siempre consultar al médico; permanecer en el hogar, no concurrir al trabajo ni a la escuela y evitar viajes mientras duren los síntomas.

Prestaciones disponibles en Laboratorio Güemes:

  • Norovirus

Fuente: www.cibic.com.ar