Las pruebas de celiaquía son la única forma fiable de saber con exactitud si eres celiaco.
Esto es importante remarcarlo, porque mucha gente, ante la posibilidad de ser celiaco, deja de comer gluten sin antes realizarse estas pruebas médicas y esto puede dar lugar a la aparición de falsos negativos.
De modo que antes del diagnóstico médico no debemos empezar a hacer una dieta sin gluten.

¿Cuáles son los síntomas de la celiaquía?

Es muy importante estar atentos a los síntomas porque serán la alerta para que comencemos a sospechar que podamos ser celiacos. Algunos de ellos son:

  • Dolor abdominal, gases o indigestión
  • Estreñimiento o diarrea
  • Disminución del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de peso

PRUEBAS CELIAQUÍA

Y si dejas pasar el tiempo, el problema se puede agravar. No dejes que esto pase.
Podrías desarrollar otros síntomas o enfermedades asociadas como:

  • Depresión o ansiedad
  • Fatiga
  • Retraso del crecimiento
  • Pérdida del cabello
  • Dermatitis
  • Ausencia de períodos menstruales
  • Úlceras bucales
  • Dolores musculares
  • Sangrado nasal
  • Convulsiones
  • Cáncer
  • Infertilidad y abortos de repetición
  • Diabetes

¿CUALES SON LAS PRUEBAS DE CELIAQUÍA Y EN QUÉ ORDEN?

Es importante decir que cada una de las pruebas de celiaquía de un modo aislado no tiene validez; es la combinación de todas lo que asegura si se es o no una persona celiaca.

Estudio genético.
Siempre que se diagnostica la Enfermedad celiaca a un familiar, es fundamental realizar un test genético a todos los familiares directos (hijos, padres, hermanos, etc.) para saber la predisposición genética de desarrollar la celiaquía. La enfermedad celiaca es de carácter genético, lo que significa que se desarrolla sólo en personas con una configuración genética determinada.
Esta prueba nos dará el porcentaje de probabilidad que una persona tiene de desarrollar la enfermedad. Sin embargo, no significa que seas celiaco. Sólo un 2-5% de los portadores de esta base genética desarrollan celiaquía.
Cuando más alto sea el porcentaje más posible es que esa persona sea celiaca o vaya a desarrollar la enfermedad a lo largo de su vida. En este caso debemos estar alerta y acudir a un médico especializado en cuanto aparezcan síntomas.
Si no tenemos esa predisposición, podemos estar tranquilos. 🙂

Análisis de sangre.
Existen varios marcadores que nos indican la cantidad de unos anticuerpos determinados que se encuentran en la sangre de las personas celiacas. Los más importantes son:

  • Anticuerpo anti transglutaminasa tisular (anti-tTG) de tipo IgA o Inmunoglobulina A.
  • Anticuerpo anti transglutaminasa tisular (anti-tTG) de tipo IgG o Inmunoglobulina G.
  • Anticuerpo anti gliadina (anti-DGP) de tipo IgA.
  • Anticuerpo anti gliadina (anti-DGP) de tipo IgG.
  • Anticuerpo anti endomisio (anti-EMA) de tipo IgA.
  • Anticuerpo anti endomisio (anti-EMA) de tipo IgG.
  • Péptidos de Gliadinas Deaminados IgG
  • Péptidos de Gliadinas Deaminados IgA

pruebas de celiaquía

Los marcadores de tipo IgA son mucho más específicos, pero los IgG son importantes para personas que puedan tener un déficit de IgA.
Una vez diagnosticado, estos anticuerpos deberían disminuir y nos servirán para saber si se realiza correctamente la dieta sin gluten.

Estos anticuerpos son marcadores muy importantes y útiles ya que  tienen una alta sensibilidad y especificidad. No obstante en muchas ocasiones dan falsos negativos, por lo que es importante confirmar el diagnóstico con las siguientes pruebas de celiaquía.

  • Biopsia intestinal. 
  • Respuesta a la dieta sin gluten.

La última prueba de la Enfermedad Celiaca es la propia dieta. Si tu diagnóstico es positivo, deberás mantener una estricta dieta sin gluten. Tu intestino debería sanar poco a poco y los síntomas desparecerán rápidamente.

El Laboratorio Güemes realiza estudios geneticos para detectar esta enfermedad y los anticuerpos mencionados mas arriba.